LOS POBLADORES DE FUNDACIÓN DESPIDEN CON DOLOR A SUS NIÑOS

COLOMBIAEl cortejo fúnebre partió ayer de la vecina ciudad de Barranquilla hacia la empobrecida localidad de Fundación. Ahí la caravana de carros que transportaba 28 de los 33 cuerpos de los menores que fallecieron carbonizados hace diez días era esperada por miles de personas.

Banderines blancos y morados adornaban el camino hacia el camposanto a ambos lados de la vía. “Todo el pueblo quiere estar aquí”, dijo la alcaldesa de Fundación, Luz Estela Durán, mientras esperaba la llegada de las caravanas de los féretros y sus familiares, custodiadas por elementos de la Policía.

Tras el tortuoso proceso de identificación de las víctimas con pruebas de ADN, los familiares, amigos y habitantes de Fundación sepultaron a sus niños en medio de la consternación e indignación.

Los menores murieron carbonizados en un bus cuando regresaban de un servicio religioso el pasado 18 de mayo.

El fuego comenzó cuando el chofer del micro intentó reiniciar la marcha inyectando gasolina al carburador a través de una manguera.

Veintiocho infantes fueron sepultados en Fundación. Otros dos menores en Santa Marta, uno en Barranquilla y otro en Venezuela. Uno más ya fue enterrado antes.

“Después de la ceremonia, vamos a sembrar 33 árboles (…), que representan la vida de cada uno de sus hijos”, dijo la alcaldesa horas antes de que se inicie el servicio religioso.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, asistieron al sepelio colectivo en el Parque Cementerio Ángeles de Luz.

La presencia de Santos en Fundación se da en momentos en que está en campaña para la segunda vuelta el 15 de junio en la que espera ser reelegido.

Álex Bolaños lamentó desconsolado la muerte de su hijo de 7 años. “Es como si me hubieran lanzado una flecha con llamas en mi corazón (…). Es un sufrimiento muy grande”.

Según la fiscalía, el bus transitaba ilegalmente y el chofer no tenía licencia de manejo. El hombre y el pastor que organizó el servicio religioso están presos y enfrentan una condena de hasta 60 años por homicidio culposo agravado.

Ante la falta de transporte público en Fundación, los habitantes se transportan en mototaxis, por lo que un paseo en buseta (autobús pequeño) era la atracción para muchos niños cada domingo.

33
árboles se sembrarán en homenaje a los pequeños.

Deja un comentario